Pareja explorador – observador

Os presento aqui otra técnica proyectiva/expresiva Gestalt.

En pareja, uno hace de exporador y el otro de observdor, para luego cambiar de roles. Por turnos el que explora el entorno recoge un objeto que le gusta y lo trae en el aula para presentarlo y presentarse como si fuera el objeto, el observador  comenta lo que ha pasado en la exploración.

La actividad me recordó a la psicogeografía y a su estrategia mas conocida, la deriva, en la cual se pretende entender los efectos y las formas del ambiente geográfico en las emociones y el comportamiento de las personas. Como explorador me encontraba muy a gusto porque me encanta andar y observar, dejarme guiar del azar y de las emociones.

Yo percibía que mi observador quería hablar aunque no se pudiera. Normalmente me aburren y me agobian las personas que no se atienen a las consignas en una formación porque de esta forma no hay manera de comprobar si la formación sirve de algo, pero en este caso me parecía que las tareas que se habían dado a el observador no eran muy claras y esto me autorizò a tomarme algunas libertades. Además pensaba que la deriva era algo que ya me sabía y podía manejar sin atenerme a las normas y que entendía también el aburrimiento de mi observador, así que entre nosotros se creó un “buen rollo”. Hemos hablado del curso, de los pisos en España que no tienen el gusto de los balcones y de otras cosas más, de la psicología, de un grupo de psicólogos argentinos que se llaman Edipo, etc.

La actividad fue entrecortada de comentarios que fluyeron con la exploración que fue interesante y divertida. En realidad me recordó un poquito la película de Godard “Pierrot el loco” en el sentido que fue algo de “Tierno y cruel, real y surreal, aterrador y divertido, nocturno y diurno, sólito e insólito, muy bello”.

Andando conecté con árboles de la calle, en la misma calle hay árboles distintos, no hay simetría, no hay un plano regulador para la urbanística de la ciudad, tampoco en la “ Ciudad Lineal” de Arturo Soria que ha sido considerada la experiencia urbana más singular y novedosa que se realizó en Madrid durante las últimas décadas del siglo XIX. De la corteza de este árbol, que me parecía una costra, una herida, una cresta de lava volcánica, andando por la calle y aprovechando de las ceras donde había más sol, he llegado hasta mi objeto, tres latas de cerveza Mahou, dejadas sobre el murillo de los telefonillos del portal de un edificio.

Me imaginaba tres albañiles tomándose una cerveza después de haber trabajado, o a tres chavales que la noche anterior se habían quedado, bajo el amparo del portal, a tomarse la ultima antes de despedirse… Nada de borrachos, las cervezas las habían dejado bien ordenaditas, y en un barrio tan pijo quien se tomaría unas latas de cerveza por la calle? Ver a este imagen de vida tan cutre y sencilla pero llena de amor me hizo elegir este objeto entre los demás encontrados. Además en si, la cerveza no suele darme este “buen rollo” sobre todo en Madrid, se bebe demasiado, siempre que se está con alguien, es el marco obligado, no estoy acostumbrado y a veces me parece que la mayoría de la gente no haga nada mas que beber cervezas:

A – Una cañita vamos..

B – Otra? No gracias..

A – La ultima jajaja

B – No era la de antes?

A – No aquella era la penúltima jajaja!  En realidad esta también es la penúltima, en España nunca hay ultima…

B – Y que hacemos luego?

A – No se, anda pesao tomate una y cuéntame algo?

B – Pero que te cuento así, no me has preguntado nada y por lo que veo no tenemos interés para compartir mas allá de esta cerveza que además quieres solo tu…

A – Ya me estas cortando el rollo tío, eres un rancio, reúnete con tus amigos del club de ajedrez, pringao!

Sin embrago imaginando a tres personas que después de haber hecho algo, sea por negocio que por ocio, se tomasen unas cervecitas restauradoras, eso si que era una idea que ha llamado mi atención. Hablar de lo que había pasado en el curro, o por la noche, tener este momento “calumet,” antiguo símbolo de amistad entre diferentes personas, basado en una adopción figurativa, una confraternización en paz entre pueblos e individuos, esto si que me rellenaba el corazón. Así que pasé de la corteza que había visto al principio y de las tarjetas encontradas por la calle, otro objeto muy interesante que llamó mi atención y que pero no me puse a recoger (había tarjetitas de publicidad dejadas en los cristales de los coches, o encontradas en el suelo, pegatinas que los vigilantes dejan en los portales, pegatinas de contracultura urbana que los chavales dejan sobre todo en los carteles, es decir muchas de las comunicaciones escritas, comerciales o no, que definen el barrio y la gente que lo frecuenta).

Cuando mi observadora se hizo exploradora continuó hablarme y no se si luego empecé yo a hablar demasiado con ella, tenía gana de compartir mis dudas sobre el curso y me hizo bien su atención y cercanía. Además ella nunca me cortó, seguía buscando a su objeto y me sorprendí cuando volvimos acercarnos a una iglesia que había encontrado yo como explorador, ella entró, estuvimos asistiendo al final de la misa, y cuando todos

se levantaron para salir ella se fue, y yo detrás, en contra de la corriente de todos los fieles, para llegar hasta el altar y luego salir por otra entrada de la iglesia, juntándonos esta vez con la corriente de los fieles. Para mi era todo muy surrealista, para ella era una exploración, miró también en una cajita de cartón medio rota para las ofrendas  de no se que… estaba vacía, pero yo veía los mismos gestos con otros ojos de los suyos.

Todo me parecía una provocación pero nadie nos dijo nada y todo salió bien…  Me divertí mucho y fue una experiencia particular, una deriva a la Guy Debord, siguiendo a alguien que aunque supiera de ser seguida no se cortaba nada…


Vuelta en el aula y presentación de mi a través del objeto elegido y comentarios sobre la exploración

La presentación hay que hacerla en primera persona, nunca hablar del objeto e intentar hablar como si el objeto fuera un sujeto, tu, es decir YO.

Yo soy tres latas de cerveza Mahou, encontradas…. No se exactamente lo que dije, por lo que recuerdo hablé del hecho de estar vacío, con algunos mosquitos muertos en mi interior, y de no sentirme acabado. Mis latas eran todavía integras y brillantes, nuevas aunque vacías. Con mis latas se podían hacer sonidos o reciclarlas para volver a dar utilidad a mi materia y otras cosas que ahora no consigo recordar. La terapeuta me preguntó sobre la cerveza, si era buena o mala, y yo le dije que podía dar mucha alegría, en el caso de una celebración, pero también mucha tristeza, como en una depresión. Así que mi contenido une y divide la gente.. pero ya no se si estoy cambiando algo en mis recuerdos, así que voy a parar.

Las presentaciones de los demás fueron muy interesantes y esta actividad me pareció muy poderosa. Quedó muy claro la relatividad de las percepciones y de la realidad externa, el como define las cosas y el que. Las dos técnicas proyectivas (el rosal y el objeto de nuestra exploración) me gustaron mucho, y tengo gana de saber aprovechar de todo el material que ofrecen para analizar el mundo inconsciente y valorar el mundo cognitivo de mis pacientes. Saber cómo piensa y que piensa, más allá del porque lo piensa, es la palanca que un método como la Gestalt sabe aprovechar muy bien para ayudar el paciente a encontrarse consigo mismo y con su lugar.

Annunci

Informazioni su marhhaba

Sono uno psicologo, gestaltista e art counselor, mi occupo principalmente di formazione, sviluppo e comunicazione personale, di gruppo e collettiva, attraverso i metodi della psicologia umanista e dell'educazione attiva. Il mio lavoro è intimo, intermittente e internazionale e ha come obiettivo principale far dialogare le relazioni di tipo mentale, con quelle emotive e fisiche che de-finiscono il nostro essere al mondo. Il risultato è riuscire a ri-vedere le cose in maniera più utile e autentica, e quindi sana. Soy un psicólogo, gestaltista y consultor expresivo. Me ocupo principalmente de formación, desarrollo y comunicación personal, grupal y colectiva, a través de los métodos de la psicología humanista y de la educación activa. Mi trabajo es íntimo, intermitente e internacional y tiene como principal objetivo crear relaciones de diálogo entre lo mental, lo emocional y el corporal, triangulación que de-fine nuestro ser en el mundo. El resultado es la posibilidad de volver a ver las cosas de una manera más útil y auténtica, y por lo tanto saludable. Je suis un psychologue, gestaltiste et conseiller expressif, je m'occupe principalement de la formation, du développement et de la communication personnelle, de groupe et collective, à travers des méthodes de la psychologie et de la éducation active. Mon travail est intime, intermittente et international et a pour objectif principal de créer des relations de dialogue entre le mental, l'émotionnel et le physique, éléments qui de-finissent notre être dans le monde. Le résultat est d'être en mesure de re-voir les choses d'une manière plus utile et authentique, et donc saine.
Questa voce è stata pubblicata in Technics and methods e contrassegnata con , . Contrassegna il permalink.

Rispondi

Inserisci i tuoi dati qui sotto o clicca su un'icona per effettuare l'accesso:

Logo WordPress.com

Stai commentando usando il tuo account WordPress.com. Chiudi sessione / Modifica )

Foto Twitter

Stai commentando usando il tuo account Twitter. Chiudi sessione / Modifica )

Foto di Facebook

Stai commentando usando il tuo account Facebook. Chiudi sessione / Modifica )

Google+ photo

Stai commentando usando il tuo account Google+. Chiudi sessione / Modifica )

Connessione a %s...