Contacto y retirada

– Actividad sobre el “Ciclo de la experiencia” con los pañuelos y las sabanas: de pié, vendados con el pañuelo y bajo de una sabana, cada persona viene desorientada y colocada en un lugar del espacio para que no se entere de quien tiene a su alrededor. Empieza la música y cada uno se centra en si mismo, en sus emociones, en su cuerpo, en sus pensamientos y cuando se siente preparado empieza a andar por el aula. Al coquearse con los demás se puede elegir si entrar en contacto o retirarse.

Contacté muy bien conmigo mismo, me puse en una bola de energía, amparado y poderoso, me concentré mucho y tuve un insight clamoroso sobre el “perderlo todo” que me dijo la bruja en la fantasía. Lo entendí todo: claro, lo que no quiero perder es en realidad lo que me obstaculiza más!!! Lo que me pasa es que retiro el contacto cuando estoy bien, por el miedo a perderlo todo. Una vez que encuentro lo que necesito, que lo tengo y que estoy seguro de mi relación con el, me quedo conforme con lo que tengo y no quiero estropear nada, guardar y restaurar, como los mormones que se aíslan de la sociedad para preservar su mundo parado en el tiempo. Lo que me pasa es que yo no soy así siempre y no puedo quedarme así para siempre, porque luego me siento enjaulado, aburrido, estéril, pasivo, muerto dentro, no me reconozco y me doy cuenta que soy yo lo que está cambiando en la relación y que soy yo el que la pone en peligro. Tantas barreras externas para luego tener el enemigo en casa y además sin ser capaz de deshacerme de el, perdido entre las paranoias, los sentimientos de culpabilidad, de desestima, desencanto, depresión, melancolía. Los refranes dicen: “el que quiere demasiado se arriesga a perderlo todo. Por otro lado, el que se conforma con poco podría quedarse sin nada”. Yo conformándome con mucho pensaba de estar a salvo, de haber encontrado la solución, la formula, la manera, y lo perdí todo igual. Vaya mierda los refranes… Encontré otro en Internet a ver si este podría hacer al caso mío dice: “el que quiere demasiado es más rico de lo que se cree” (Camille Goemans; escritor belga). Además a mi me encanta alimentarme de todos los bienes que hay a mi alrededor. Tengo mucha curiosidad, me gusta lo bello y bueno de la vida, la variedad, la sinceridad, los retos, las aventuras… esto me decía y con este estado anímico me lancé en la actividad, para comerme el mundo.

Despues de haber contactado conmigo mismo, me levanté muy despacio. Los primeros contactos fueron muy precavidos, a ver que tal, si me gustaban, si encontraba a alguien con el que relacionarme a gusto. Estaba en equilibrio, en paz interior y me gustaba esta sensacion. La sabana me estorbaba un poquito, la subía para entrar en contacto y la volvía a bajar, luego me encontraba con otras sabanas y ya no sabía si la que subía era la mía o de alguien más , así que cuando se me cayó al principio la recogí, teniéndola con una mano, luego la tiré en el suelo porque no quería estar todo el rato con algo en la mano. Seguí en búsqueda de contactos, jugué varias veces y muy bien con alguien que reconocí como CCC, alguien me rechazó, a alguien le rechacé sobre todo por su fuerte olor a tabaco y por imaginar quien era. La verdad es que buscaba más a chicas que a chicos, pero disfruté también con los chicos, sobre todo con DDD, con el encontré unas correspondencias directas e inmediatas. La actividad duró bastante tiempo y llegó un momento donde quise retirarme, la consigna hablaba del “querer entrar en contacto” y yo ya no lo quería. No quería perder mi autenticidad y me parecía forzado seguir. Mis juicios sobre la gente empezaban a molestarme, les veía más en el “deber” que en el “querer” estar en contacto. Asì que sin perder mi espontaneidad me senté, cerca de los altavoces, un sitio confortable, placentero, algo que buscaba de veras. Me tumbé, sin sentirme juzgado porque nadie me miraba y el equipo, terapeuta-tutoras, es una gestalt que consigo cerrar sin problemas. Había alguien sentado cerca de mis pies, busqué un mínimo de contacto con el a través de los pies y empezó a darme unos masajes a los pies. Lo que gocé!! Estaba en un sitio bonito, tumbado encima de unos cojines suaves, escuchando buena música y con alguien que, sin pedirme nada a cambio, me masajeaba los pies… Dios si! Y me decìa a mi mismo: “que bueno que soy cuando sigo a mis necesidades, cuantas puertas se me abren, las mismas puertas que me hubiera sido muy difícil abrir pidiéndolo. Éxtasis… cuando los masajes acabaron me acerqué a aquella persona descubriendo que se trataba otra vez de CCC, ya habìamos jugado en los contactos anteriores. Nos reímos y nos despidamos. Decidí volver a intentar con los contactos y recibí otro regalazo, otra recompensa por seguir a mis necesidades. Había alguien sentado, tranquilamente en unos cojines, era un mujer, AAA, persona agradable, autentica sin ostentación, una persona que parece no tener que demostrar nada a nadie, solo a si misma, lo suficiente de maja y de guapa como para interesarte en ella, y me interesé. Encontré unas correspondencias directas e inmediatas, parecido a lo de DDD pero más tierno, delicado y serio. Todo empezó a fuego lento, en la escucha, en el respeto y en la investigación mutua. Muy bonito, caricias, cariños, bailes y descansos, la cosa seguía y me encontraba tan a gusto que hemos continuado bastante rato, pasando de los pensamientos tóxicos del “me estaré quedando demasiado?”, “ella ya no quiere”, “que va a pensar”. Quien soy yo para quitar a el otro la responsabilidad sobre su contacto? Si quiere que siga, si no quiere que pare, yo quiero yo sigo! Tan de sencillo… ojala fuese siempre así? Cuantos obstaculos mentales tengo con las relaciones…

Vino el momento de la retirada del contacto, creo que también quería evitar a que terminara la dinámica y encontrarnos violentamente abriendo los ojos, uno en frente de otro. Hubiera sido un poquito violento por mi. Me relacioné un ratito con otros, había grupos, conglomerados, gente empujándose, riéndose… jugué un poquito y luego la actividad se acabó.

 

– Debriefing sobre la actividad y el día en general:

Turnos de palabra libres….

Aproveché bastante del momento por hablar al grupo, me di el permiso para ocupar el tiempo de las devoluciones, el tiempo de todos, con un asunto mío que quería compartir porque se trataba de algo importante, de un insight, cosas que no pasan todos los días.

La respuesta de la vieja de la cueva había sido además el detonante de la actividad que acabábamos de hacer y todo era tan pertinente que empecé de lejos. Hablé de las resistencias que tuvimos con la actividad expresiva del día anterior, “Encontrarse y expresar como estoy ante ti y/o como te imagino”. En aquel entonces Esther, a la hora de proponer el juego, dijo que el grupo todavía no se conocía mucho y que era normal encontrar algunas resistencias en declararse abiertamente frente a los demás. CCC le contestó que era verdad y que pero nos queríamos mucho. Esta simple frase, sobretodo aquel “pero”, se me quedaron clavados en la memoria y en el corazón. Mi interpretación de aquella afirmación fue: no nos conocemos y por eso nos queremos mucho. Esta misma frase la había lanzado a la clase también el día anterior pero alguien se había reído y no sabía si mi provocación hubiese sido recogida, de todas formas yo tampoco sabía muy bien lo que se escondía detrás de aquella provocación y el mensaje se me desveló cuando estaba solo por debajo de mi sabana. Que relación tienen en mi cabeza el “conocer” y el “querer”. Es algo inversamente proporcional desde el principio o hay un momento en que la “conditio sine qua non” del amor se vuelve una contradicción? Según la lógica, amamos algo que conocemos. El amor es reciproco sino se trataría más bien de admiración, apreciación, contemplación, meditación, éxtasis, encanto, pero nada de amor, siempre según la teoría. PPP nos reveló que el momento más bonito de su vida fue con una chica con la que nunca habló, la amó con locura pero el solo. Yo diría que la lógica y PPP son opuestos dialécticos, polaridades, y entonces donde me sitúo yo? Me ayuda sacar frases sin juzgarlas, asociar palabras, hacer abducciones mas que deducciones, y digo que “si nos conocemos no nos vamos a querer más” y “si nos queremos no nos vamos a conocer más”. En mi relación con mi ex –novia… lo que me cuesta llamarla así – nos hemos conocidos muy bien, 7 años intensos, hemos compartido mucho, con sinceridad, nos hemos entregados en satisfacer nuestras necesidades, casi un contrato de ocio y gozo, pasando de las paranoias donde habíamos caído en nuestras relaciones anteriores, del estilo “no hacerlo porque sino el otro va a pensar”… “Hazlo si verdaderamente quieres, no es nada malo seguir tus necesidades, es malo renunciar por algo que no entiendes o no compartes”. “La relación existe solo si hay diferencias, cada uno es distinto y quiero quererte por lo que eres no por lo que me enseñas”. Esto en teoría, porque en la practica yo me fui alejando de estos principios. Cuanto más la amaba cuanto más tenía miedo en perder lo que tenía y había conseguido. La frase de la bruja: acabaras de estar tan retraído cuando lo pierdas todo, creo que iba en esta dirección. El miedo a perder como bloqueo frente al futuro. El tener una mochila tan pesada de cosas bonitas que ya no puedes recoger más sin tener que tirar algo y en cada elección te arriesgas a perder tu mochila. Que hacer? Perderlo todo y volver a empezar? O perderlo todo y no guardar nada? Que hago con mis pertenencias, todo tiene que ser forzadamente efímero? El mostrarme, el hacer, el pensar, el sentir, en algunas circunstancias se vuelven temas peligrosos para mi porque introducen nuevos elementos, no peligrosos de por si, pero llevaderos de novedades, de cambios. Yo he desarrollado todo lo que había declarado pasando aquella frontera cuando me enamoré, continuando en los intereses que ella conocía, pero nada de nuevo, solo lo que no estaba escrito en el contrato. Ella me amaba por lo que había visto, quien me iba a asegurar que le hubiera gustado el Gilberto de mañana? Y así me quedaba o en lo mío o detrás de ella, no encajaba mucho con los bares y sus amigos donde no sabía lo que contar, lo mío era siempre lo mismo, novedades muy pocas, las de ellos tampoco me interesaban mucho, ellos no caían en el perfil que buscaba yo y yo no buscaba afuera. Que tiene que compartir un friky con unos borrachos? Ahora estoy exagerando pero es para llevar al extremo mis sentimientos.

Esto es lo que me pasa a veces, me abro completamente al principio y luego me cierro completamente quedándome de manera muy ortodoxa con mis creencias, experimentar mis juicios con método científico, donde no hay cambios de las variables que quiero observar. Guardar, conservar, almacenar, ahorrar, coleccionar, archivar sobre el mismo patrón, porque me gusta, porque lo quiero, porque lo amo, porque me pertenece. En este caso la paradoja fue más evidente porque la creencia era “ pasamos de las cosas que no hay que hacer porque sino el otro va a pensar que”. Cerrar la puerta bajo esta premisa era imposible. Como alimentarse de las novedades cerrando la puerta a lo nuevo? Imposible y eso pasó…

Con la sabana hice lo mismo, me preparé y me lancé, quitándome este “espacio personal” de amparo. La sabana se me cayó, vale, pero tampoco la recogí. Ya no me hacía falta, solo obstaculizaba mis las relaciones. Yo puedo defenderme solo, tengo que valerme a mi mismo, sin engaños, sin excusas. Esconderse o huir es de cobardes, una vez que estas listo tienes que tirarte, que sabanas y sabanas, la sabana para que? No eres capaz sin sabana, vamos, seamos serios!! Estaba en la fase maniacal, eufórica, de pleno control de mis capacidades, de responsabilidad, de habilidad en responder. Además me ponía por debajo de las sabanas de los demás sin problemas: “que se defiendan si no le agrada la situación, de esto se trataba de manejar también la retirada no?!”. Además no entendía de cómo la gente podía pasar tanto calor por debajo de sus sabanas, muchas veces entraba y les ventilabas con sus propias sabanas: “vamos gente a vivir, aire, aire!!”. Entiendo ahora como a veces se me pueda tachar de chulo o de acosador… Entiendo también mi cansancio, no teniendo sabana tuve que aislarme de los demás cuando estaba agobiado, sin espacio personal no hay zona intermedia. Menos mal que me di un tiempo, seguí y respecté mis ritmos y me encontré bien. Me encantaron los resultados que conseguí. Tengo el mito de mis momentos maniacales, me gustaría ser más así, tener las cosas claras y lanzarme más, ser más extrovertido, exhibicionista (como le decía a Victoria en la actividad de las” preguntas falsas” de la otra vez). Pero hoy me he dado cuenta del daño que puedo hacer a los demás, a parte de cavar mi propia sepultura por la siguiente fase de depresión. La ley del “todo o nada” se apoya en la creencia que de otra manera no sería autentico conmigo mismo y con los demás, que tendría algo que esconder. Lo hablaba con PPP, que le encantó el hecho de que me quité la sabana. Cuando me dio la enhorabuena, le dije que creía entender porque se alegraba tanto. El es otro que, aunque tenga mucho miedo del juicio de los demás, está literalmente aterrorizado, se lanza en el medio del campo de batalla gritando “DISPARADMEEE ESTOY DESNUDOOO!!!”. No es una contradicción, creo que sea su manera de sentirse bien en el malestar, evitar de estar encerrado en sus miedos. Intenté convencerle de que había que guardar esta valentía y espíritu de iniciativa llevando también algo para protegerse en el caso de dificultad, en el caso de alejarse demasiado de una trinchera, pero el no se convenció. Es importante llevar algo si llueve, si hace frío, si hay espinas en el suelo, todo puede pasar y hay que estar preparado. Mártir para que? Encima los disparos son muy a menudo algo que no existe y cuando nadie quiere dispararnos como puede entrar en relación con nosotros si gritamos disparadme!? Pasar del estar desnudo al estar muy abrigado, y en primavera y en otoño que?! El problema es que no siempre es posible jugar en casa, no siempre se puede seguir la lógica del todo o nada. Los contextos conllevan realidades distintas de las mías. Ahora, no se como relacionar estas reflexiones entre si, como utilizar el espacio personal para perderlo todo. Que hago cuando estoy en un contexto equívoco? No me gusta o no soy capaz de sostener la angustia, la figura tiene que volverse evidente lo antes posible para poder actuar. Tendría que utilizar la lupa y la espada de luz azul? Los símbolos todavía no se han desvelado, necesito otro insight. Sondeo con la lupa y pincho con la luz? No sé, esto es peor que la aventura grafica de Monkey Island… para que sirven estas cosas?? Otro ejemplo del todo o nada, es el monte, cuando me piden de parar a mitad de un camino cuesta arriba, digo siempre que es mejor llegar hasta la cima y descansar luego, y es verdad. Pero que haría en una cuesta más larga de mi aguante? Donde descansaría? Y si en la cumbre luego me aburro que sentido tendría el haberse perdido todo el camino?!

Mi conducta cambia por completo cuando no tengo una meta, cuando no tengo nada que perder, cuando he perdido todo, entonces me gusta perderme, valorizar el camino, dejarme llevar, dejarme elegir, seguir la deriva surrealista, enamorarme de todo, valorar los grises, jugar con los grises, los matices, cada uno de los distintos grados o niveles de intensidad o de ritmo, ser gris a mi manera, utilizar la lupa para investigar y el fúsil de luz azul para luchar por mis principios, desinteresándome de lo que pierdo porque solo puedo ganar y lo que pierdo no me lo han robado, lo tienen solo otras personas….

Tres ultimas notas: en esta actividad no me he dejado elegir de los demás. No se porque, no lo hice a propósito. Ahora pienso en el miedo de que no viniese nadie, o peor, si venía alguien que no me gustaba. Hubiera tenido que rechazarle, así que he preferido elegir yo y retirarme si daba el caso. Cuando alguien me rechazó, no entendí el porque y me sentó un poquito mal, no había hecho nada malo, había sido muy delicado y respetuoso, así que me dolió un poquito porqué me sentí condenado siendo inocente aunque al final pensé “tu te lo pierdes nena”. También los demás tienen el derecho de estar en retirada y a no justificarse, porque sentirse mal y tomarlo como algo de personal? Me creo de verdad tan importante? Que presumido egocéntrico! Otra cosa que noté fue un poquito de búsqueda de consenso en la retirada, a lo mejor según la lógica que si te dan tienes que devolver. Esther nos habló en este sentido de la lógica de la deuda… muy interesante pero no se entretuvo mucho sobre el tema y tampoco encontré nada en Internet. Bueno, nueve paginas, al final he decidido quedarme en el curso y me vais a echar por pesao….

Annunci

Informazioni su marhhaba

Sono uno psicologo, gestaltista e art counselor, mi occupo principalmente di formazione, sviluppo e comunicazione personale, di gruppo e collettiva, attraverso i metodi della psicologia umanista e dell'educazione attiva. Il mio lavoro è intimo, intermittente e internazionale e ha come obiettivo principale far dialogare le relazioni di tipo mentale, con quelle emotive e fisiche che de-finiscono il nostro essere al mondo. Il risultato è riuscire a ri-vedere le cose in maniera più utile e autentica, e quindi sana. Soy un psicólogo, gestaltista y consultor expresivo. Me ocupo principalmente de formación, desarrollo y comunicación personal, grupal y colectiva, a través de los métodos de la psicología humanista y de la educación activa. Mi trabajo es íntimo, intermitente e internacional y tiene como principal objetivo crear relaciones de diálogo entre lo mental, lo emocional y el corporal, triangulación que de-fine nuestro ser en el mundo. El resultado es la posibilidad de volver a ver las cosas de una manera más útil y auténtica, y por lo tanto saludable. Je suis un psychologue, gestaltiste et conseiller expressif, je m'occupe principalement de la formation, du développement et de la communication personnelle, de groupe et collective, à travers des méthodes de la psychologie et de la éducation active. Mon travail est intime, intermittente et international et a pour objectif principal de créer des relations de dialogue entre le mental, l'émotionnel et le physique, éléments qui de-finissent notre être dans le monde. Le résultat est d'être en mesure de re-voir les choses d'une manière plus utile et authentique, et donc saine.
Questa voce è stata pubblicata in Technics and methods, Uncategorized e contrassegnata con , . Contrassegna il permalink.

Rispondi

Inserisci i tuoi dati qui sotto o clicca su un'icona per effettuare l'accesso:

Logo WordPress.com

Stai commentando usando il tuo account WordPress.com. Chiudi sessione / Modifica )

Foto Twitter

Stai commentando usando il tuo account Twitter. Chiudi sessione / Modifica )

Foto di Facebook

Stai commentando usando il tuo account Facebook. Chiudi sessione / Modifica )

Google+ photo

Stai commentando usando il tuo account Google+. Chiudi sessione / Modifica )

Connessione a %s...